Now Reading
Rollos de canela: receta infalible para disfrutar este otoño/invierno

Rollos de canela: receta infalible para disfrutar este otoño/invierno

Suaves, esponjosos, tibios y cubiertos con un cremoso frosting de vainilla. Si ya se te hizo agua la boca, aquí te dejamos la fórmula perfecta para hacer unos exquisitos cinnamon rolls iguales —o mejores— a los que puedes comprar.

Los rollos de canela han deleitado a la humanidad desde su creación en los hogares de Suecia y Dinamarca en la década de 1920 hasta nuestros días. Antiguamente, solían ser preparados en familias con abundantes recursos, por el coste de sus ingredientes. En la actualidad, en tiendas y pastelerías, también suelen tener un precio algo elevado. Es por esto que algunos apuestan por prepararlos ellos mismos. Lamentablemente, para muchos, la experiencia no es la misma en comparación a los que venden: quedan duros, con textura de queque, secos o con poco relleno, entre otras cosas. 

Un buen cinnamon roll, según el consenso de los expertos, debe tener una textura de pan brioche. Algo tostado por fuera, pero suave y esponjoso por dentro, logrando casi deshacerse en la boca. Eso es posible, también, por el delicioso relleno que lleva en su interior: una mezcla entre mantequilla, azúcar y —por supuesto, el ingrediente estrella— canela. Para terminar: un cremoso, suave y dulce pero equilibrado frosting de vainilla. Esto es lo tradicional, también puede usarse glaseado, chocolate, caramelo o llevar otra infinidad de toppings.

Luego de muchos intentos, hemos dado con la receta perfecta para lograr esa descripción. Aquí la compartimos contigo.

INGREDIENTES:

Para la masa:

See Also

  • 4 tazas (580g) de harina. 
  • 1/2 taza (107g) de azúcar granulada. 
  • 3/4 cucharadita (6g) de sal de mar. 
  • 1/3 taza (84g) de mantequilla sin sal.
  • 1 taza (235g) de leche entera, tibia. 
  • 21/4 cucharadita (7g ) de levadura instantánea.
  • 2 huevos.
  • 1 yema.

Para el relleno:

  • 1 taza (225g) de azúcar rubia. 
  • 1 cucharada (14g) de panela.
  • 2.5 cucharadas (17g) de canela.
  • 1/3 taza (84g) mantequilla sin sal.

Para el frosting:

  • (115g) de queso crema. 
  • 3/4 de taza (90g) de azúcar glas.
  • Una cucharada de esencia de vainilla o a gusto.
  • 3 cucharadas (45ml) de leche entera. 

PREPARACIÓN

  1. En una batidora, integrar la harina, azúcar granulada y la sal de mar.
  2. Añadir la mantequilla (debe estar suave, a temperatura ambiente). Mezclar todo con un tenedor.
  3. En otro bowl, mezclar la leche entera tibia y la levadura instantánea.
  4. Amasar la mezcla inicial de la harina  —si se tiene, ojalá con la herramienta de gancho de la batidora— a una velocidad media-baja. En ese proceso, añadir la mezcla de la levadura, los huevos y la yema. Mezclar por 2 a 3 minutos.
  5. Pasar la mezcla a una superficie ligeramente enharinada, amasar por 30 a 60 segundos. 
  6. Pasar la masa a un bowl engrasado y cubrir con papel alusa o adherente. Dejar reposar por 90 minutos.
  7. Una vez pasado el tiempo, mezclar la azúcar rubia, panela y canela. 
  8. Dejar la masa en una superficie ligeramente enharinada. Luego, con la ayuda de un uslero, aplastarla y estirarla hasta formar un rectángulo grande.
  9. Esparcir encima la mezcla de canela, azúcar rubia y panela. Intentar cubrir todo el rectángulo, cada esquina. 
  • TIP 1: Una vez realizado, espolvorear un poco más de canela encima.
  1. Enrolla la masa lo más apretado posible, desde el fondo del rectángulo hasta arriba. Cortar el rollo en rodajas de aproximadamente 2,5 cm de ancho.
  •  TIP 2: En este paso, se recomienda cortarlos con un hilo. Queda más prolija la rodaja que al utilizar un cuchillo. 
  1. Engrasar una bandeja de hornear y dejar los rollos ahí —separados o juntos—, tapados con papel adherente, por unos 30 a 45 minutos a temperatura ambiente antes de meterlos al horno.
  2. Meter al horno precalentado a 190ºC por unos 15 a 20 minutos.
  3. Una vez pasado el tiempo, retirar del horno y dejarlos enfriar por 15 minutos.
  4. En un bowl, mezclar el queso crema y azúcar glas hasta que quede una mezcla homogénea. Agregar la leche y batir. Finalmente agregar esencia o vaina de vainilla. 
  5. Agregar el frosting —o lo que prefieras: ¡chocolate, caramelo, pecanas, etc!— arriba de los rollos de canela y servir. 
  • TIP FINAL: Recomendamos disfrutarlo junto a un café, té o chocolate caliente en estos días fríos.
What's Your Reaction?
Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.