Chimamanda Ngozi Adichie: La guerrera de letras que lucha por el feminismo

Por Ekaterina Imschenetzky Kiseleva. Ilustración: Consuelo Astorga

Un 15 de septiembre de 1977 en la aldea de Abba, localizada en Nigeria nació Chimamanda Ngozi Adichie, la aclamada autora, profesora, novelista y poeta feminista. Chimamanda es la quinta hija de seis, del matrimonio de etnia igbo formado por Grace Ifeoma y James Nwoye Adichie. Vivió su infancia en la ciudad de Nsukka, sede de la Universidad de Nigeria, donde su madre fue la primera secretaria de admisiones y su padre profesor de estadística. Esta universidad también fue la casa de estudios del célebre autor nigeriano Chinua Achebe, quien es fuente de gran admiración para Adichie.

A los 19 años se mudó a Estados Unidos con una beca de dos años en la Universidad Drexel de Filadelfia para estudiar comunicaciones y ciencias políticas. Posteriormente se trasladó a estudiar en la Universidad Estatal del Este de Connecticut, de la cual se graduó en el 2001. Juntamente con lo anterior, Chimamanda ha realizado estudios de escritura creativa en Johns Hopkins, Baltimore y un máster en estudios africanos en Yale. Actualmente la autora se divide entre Nigeria y los Estados Unidos.

LA ESCRITURA 

Se inició en la escritura desde muy pequeña, sus primeros cuentos los escribió a los siete años. El 2003 a sus 26 años,  mientras seguía estudiando en Connecticut publicó su primera novela, La flor púrpura, desarrollada en su natal Nigeria, al igual que su segunda obra, Medio sol amarillo. La flor púrpura recibió el premio Commonwealth Writer’s Prize for Best First Book en 2005 y fue gratamente recibida por la crítica. Entre los temas que toca la autora en sus obras la problemática racial, el sexismo, el feminismo y la inmigración son algunos que resaltan su trabajo de otros y lo vuelven muy relevante para la actualidad y la sociedad.

Chimamanda ha destacado por su humildad incluso cuando recibió una beca de la fundación MacArthur (conocida como la “beca para genios”), por un valor de $500.000 USD, uniéndose a un diverso grupo que incluye científicos, humanistas, profesores y autores, entre otros. Chimamanda menciona que la mitad del tiempo no sabe qué hace en esa lista, a pesar de que la aclamada escritora, ya debería estar acostumbrada al éxito que le confiere su poderosa y aclamada prosa, por la cual ha recibido un importante número de distinciones y premios en distintas categorías.

LIBROS Y FEMINISMO

Su primer libro relata la historia desde la perspectiva de una joven llamada Kambili que nace en una familia adinerada en Nigeria, cuya vida dista de ser armoniosa, debido a su estricto padre que además es un fanático católico con expectativas imposibles de cumplir. La historia muestra el choque de realidades que existe en Nigeria al trasladar a los personajes a la casa de su humilde tía y mostrar un mundo totalmente nuevo.

Su segundo libro está titulado en honor a la bandera de la efímera nación de Biafra, cuyo diseño incluye un sol amarillo en el medio. La obra se desarrolla en medio de la acción civil nigeriana. Esta novela también obtuvo galardones, como el Orange Prize for Fiction en 2007.

El 2009 publicó una serie de relatos breves bajo el nombre de The Thing Around Your Neck.

Cuatro años después, llegaría la obra que la instalaría como un best-seller, Americanah (2013). Esta es una tierna historia de raza e identidad. Además, la historia está siendo adaptada a las pantallas en una miniserie coproducida con Lupita Nyong’o, la reconocida actriz mexicana-keniana que hizo el papel de Patsey en la aclamada película 12 años de esclavitud (2013) y su papel como Nakia en Black Panther (2018) del Universo Cinematográfico de Marvel, y Danai Gurira, aclamada actriz y dramaturga estadounidense de ascendencia zimbabuense, reconocida por su papel como Michonne en la serie de televisión The Walking Dead y su rol como Okoye en Black Panther (2018), Avengers: Infinity War (2018) y Avengers: Endgame (2019).

EL 2015, Adichie publicó su primer ensayo, titulado Todos deberíamos ser feministas (We Should All Be Feminist), adaptado a partir de la aclamada charla TED de la autora en el año 2013, vista más de 3.000.000 de veces. La autora explica cómo ser feminista está determinado en la sociedad del siglo actual. 

Tanto en el ensayo como en la charla, se analiza el papel de la mujer actual, desarrollando ideas para encaminarse hacia un mundo más justo. Todo con un lenguaje perspicaz y fresco, utilizando un estilo directo, claro y un gran sentido del humor, logrando comunicar el mensaje de una manera innovadora y original. 

El ensayo se ha ganado su lugar en la crítica como un conmovedor razonamiento que debería ser leído por todos para renovar el debate en torno a las temáticas feministas y concientizar renovando la perspectiva actual y dándole un giro más que necesario a la discusión pública.

TED TALK

La charla TED hace un poderoso llamado a ambos géneros, explicando cómo es una tarea de ambas partes y que se es feminista por el simple hecho de reconocer que hay un problema de género y querer solucionarlo. 

Por supuesto que no estoy preocupada por intimidar a los hombres. El tipo de hombre que se sienta intimidado por mí es exactamente el tipo de hombre en el que no tengo ningún interés.

Chimamanda reflexiona también respecto a cómo el ser humano es quién define la cultura. Por lo mismo, si en esta no se reconoce a la mujer como un ser humano con pleno derecho, es tarea de los mismos humanos cambiar la cultura y mutarla hacia algo más justo con todos los humanos, no con parte de ellos. También discurre sobre al sesgo que existe respecto de la palabra feminista, advirtiendo como muchas veces se le ha cuestionado su uso e instado a usar “derechos de las personas” en vez de “derechos de las mujeres”. Según ella, lo anterior refleja una forma de silenciar las experiencias de vida concretas de una persona. Significaría eliminar las formas propias de las vivencias femeninas. No aceptar esa singularidad dentro de las vivencias humanas y negar la existencia de un problema de género en específico, eliminando la realidad de las mujeres como el foco del mismo.

El problema del género que se describe cómo debemos ser en vez de reconocer quiénes somos.

Hablando en la Towson University, la autora reconoció que jamás se consideró a sí misma una escritora política, explicando que los problemas de la vida ocurren en un contexto político, por lo que siempre es relevante y por eso es un tema que afecta a la experiencia humana. En 2016, La Universidad de Johns Hopkins la premió con un Doctorado honorario (honoris causa) en Letras Humanas por sus continuos esfuerzos de poner una cara humana en eventos trascendentales de la vida humana y lucha de clases, logrando un mejor entendimiento.

Chimamanda ha mencionado en diversas ocasiones lo sentimentalmente involucrada que está con Nigeria y que nunca podría dejarlo. Explica que hay tanto por explorar y que existe un inmenso potencial como país y sociedad que no ha sido aprovechado. 

Usando las letras como su arma, esta autora no pretende dejar la lucha hasta conseguir un mundo más justo. Narrando desde una perspectiva muy particular, pero tan comprensible, empatizar con sus obras se vuelve algo instantáneo y su mensaje, integral.

What's Your Reaction?
Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.


Scroll To Top