Alejandra Sepúlveda: “Tengo harta esperanza de que la Nueva Constitución establezca el principio de igualdad sustantiva y la no discriminación”

La directora ejecutiva de Comunidad Mujer, organización independiente, sin fines de lucro y que el próximo año cumple dos décadas apoyando el liderazgo y el crecimiento profesional de las mujeres, es también una experta en el área de las políticas públicas y la participación económica y política femenina. Conversamos con ella sobre el panorama social que se vive actualmente en nuestro país en medio del proceso de la Nueva Constitución y los aprendizajes que la pandemia les dejó a su equipo y a las mujeres trabajadoras. 

Por Constanza Espinoza Aracena

“Evidentemente que haya una convención paritaria no asegura que tengamos una Constitución para la igualdad de género”, afirma Alejandra Sepúlveda, directora ejecutiva de Comunidad Mujer. “Pero sí existe mucha probabilidad de que eso ocurra, porque un número importante de los convencionales abrazan las causas de la igualdad de género; por lo tanto, eso es un buen incentivo como para seguir impulsando los temas que queremos resolver”, agrega. Y es que el movimiento feminista, el estallido social y la pandemia han influido, remecido y afectado, por sobretodo, a las mujeres trabajadoras de nuestro país. 

“No hay que olvidar que el estallido social en Chile, y todo este pacto que se firmó en noviembre del 2019 y que dio pie a este proceso constituyente en el que estamos hoy, también se produjo con la llegada inesperada del shock que ha significado la pandemia”, explica Alejandra. “Esta última desnudó y puso muy en evidencia el vínculo frágil que las mujeres tienen con el mundo del trabajo precisamente porque ellas son las principales cuidadoras de la familia, de los hijos y de la casa; una carga que es cultural pero que también se profundiza con el tipo de normativa laboral que tenemos hoy día en nuestro país. Recordemos que, en la parte más álgida de la pandemia, que fue en julio del año pasado, 900.000 mujeres prácticamente salieron de la fuerza de trabajo y no volvieron a buscar empleo por razones familiares”.

A ustedes como equipo de Comunidad Mujer, ¿qué aprendizajes les dejó esta pandemia y que nuevos desafíos también les planteó?

Para todos, y no solo para Comunidad Mujer, los aprendizajes han sido enormes. Y uno los puede dividir en distintos ámbitos. Nosotros somos una organización que trabaja desde la sociedad civil, impulsando los cambios culturales, normativos y sociales que nuestro país necesita para alcanzar la igualdad de género. La pandemia nos encontró con una evidencia muy robusta respecto a poder entregar las explicaciones y los análisis necesarios para, primero, entender por qué las mujeres eran las más golpeadas por la pandemia y segundo, poder construir y proponer una batería de propuestas de políticas públicas muy importantes para la reactivación con perspectiva de género y también para una Constitución para la Igualdad de Género.

En lo interno, como equipo, la pandemia también nos dejó muchos aprendizajes. Por supuesto, el primero la importancia del autocuidado y de liderar desde la confianza estimulando mucho la comunicación. Al no vernos presencialmente y trabajar vía remota, toma mucha más relevancia la comunicación interna, la empatía, saber entender en qué estaba cada una, cuáles eran las dificultades que cada una podía estar enfrentando y la importancia de velar por la salud de los equipos. Lo otro fue el aprendizaje de convertir todos nuestros programas y nuestras iniciativas a la modalidad remota para no dejar de hacer nuestras actividades y aquellos programas que son tan relevantes. Incluso, descubrimos que de esta forma podíamos llegar a más regiones y las posibilidades que las nuevas tecnologías nos entregan para dar respuesta a problemáticas locales. Lo que no quiere decir que echemos de menos el contacto (ríe) así que estamos volviendo a una modalidad más híbrida de trabajar, tratando de poder aportar al momento histórico que está viviendo nuestro país, este momento tan relevante de cambios sociopolíticos, un cambio de gobierno por las próximas elecciones y no renunciando de ninguna manera a seguir poniendo los temas de la agenda de igualdad de género para que efectivamente sean tomados en cuenta en las políticas públicas y en el proceso de cambio de la Constitución.

¿Cómo ha sido la experiencia de liderar Comunidad Mujer?

Ha sido una experiencia muy enriquecedora, desafiante, de grandes aprendizajes, donde he conocido a un grupo muy valioso de mujeres profesionales, jugadas, con las que compartimos este propósito de la organización que es lograr que las mujeres nazcan y desarrollen su vida en un país con iguales derechos y oportunidades. Y, en ese sentido, también ha sido una prueba en muchos aspectos, pero sobretodo de la tolerancia a la frustración, de entender que los avances en materias de derechos y en la igualdad de género no son lineales. Hay momentos en que se avanza, otros en los que se retrocede y también momentos donde las cosas parecen quedarse estancadas. 

See Also
Annie y Maggie Ford

En un escenario ideal, con una Constitución con perspectiva de género, ¿cuáles crees que serían los impactos más potentes para nuestra sociedad?

Tengo harta esperanza de que la Nueva Constitución establezca, más allá de lo que es el catálogo de derechos sociales que son muy importantes para las mujeres de nuestro país, el principio de la igualdad sustantiva y la no discriminación. Y eso significa pasar del dicho al hecho, es decir, desde la igualdad formal que hoy día sí está reconocida en la Constitución que está vigente, a una igualdad real, en los hechos. Que ese principio de igualdad sustantiva y no discriminación permee a nuestras normas, a los distintos poderes del Estado y a la función pública, para que desde el rol que cada uno tiene, garantizar que las mujeres podamos vivir en un país que nos permita ser consideradas como iguales, como sujetos de derechos garantizados y por lo tanto también no discriminadas por cuestiones que más bien tienen que ver con discriminaciones o diferencias arbitrarias solo por el hecho de ser mujer, y por los roles tradicionales que tenemos asignados en la sociedad. 

¿Cuáles son los proyectos que tienen a futuro en Comunidad Mujer y las metas que aun les quedan por cumplir?

Estamos precisamente en un momento que es un punto de inflexión en nuestro país, nosotras renovamos nuestro compromiso con el propósito de nuestra organización que es el lograr que las mujeres nazcan y desarrollen su vida en una sociedad con iguales derechos, oportunidades y responsabilidades también. Estamos muy activas, instalando la reflexión con las mujeres de nuestra organización pero también invitando a las mujeres de todo Chile a participar en encuentros, en cabildeos de mujeres donde estamos levantando las demandas que tenemos para este nuevo ciclo sociopolítico. Y, a partir de todo ese trabajo, al que se une nuestro trabajo de investigación y de propuestas, es poder seguir marcando la agenda de los desafíos que se vienen. 

What's Your Reaction?
Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll To Top