Brecha de género: cambiando paradigmas en la industria tecnológica

Columna de opinión por Ariana Fernández, Líder Regional de Comunicaciones NEORIS

A partir de la pandemia, se evidenció una caída en la participación laboral de las mujeres en Latinoamérica. Según la CEPAL, las cifras se ubicaron en valores de hace más de una década, con una tasa de participación del 46%, mientras que en 2019 había cerrado en 52%. Este fenómeno se explica si se tiene en cuenta que muchas de estas mujeres se vieron en la situación de cumplir tareas de cuidados familiares y ahora están pasando por un proceso de reinserción laboral que les dificulta el panorama.

La buena noticia en este complejo contexto es que hay cambios de paradigma que apuestan a la equidad de género y están impactando en el mercado laboral. En Chile, las mujeres lograron mejorar algo su representatividad al interior de las organizaciones, según revela el tercer reporte de indicadores de género en las empresas en Chile 2021, que sintetiza la información de 447 organizaciones privadas y públicas que informan a la CMF. La participación femenina pasó de 40,2% en 2020 a 40,7% el año pasado, mientras en las gerencias de primera línea se mantuvo en 21%. En el caso de los directorios, subió de 10,5% a 12,7%. La tendencia marca una mejoría, pero la situación aún mantiene el denominado techo de cristal para las mujeres.

Respecto del sector digital, si bien la brecha de género sigue existiendo, hay grandes oportunidades para saldar esta deuda. La industria tecnológica puede ser la impulsora de espacios laborales con equidad de género no sólo en los equipos de trabajo sino también en los puestos de liderazgo. Las mujeres deben ser parte de la transformación digital y, con ello, permear al resto de las industrias a las que este sector impacta. Es necesario derribar mitos y sesgos con urgencia respecto del aporte femenino en la industria. Han sido estos mismos viejos paradigmas los que han hecho que, a determinada edad, las mujeres se dejen de interesar por carreras técnicas.

Diseñar y llevar a cabo estrategias que potencien las oportunidades de las mujeres es la clave para lograr su incorporación efectiva en el mercado laboral, logrando así entornos de trabajo más diversos, donde las capacidades de los colaboradores aumenten y fortalezcan su desarrollo profesional, así como también una contribución al negocio de las organizaciones donde se desempeñan.

El sector de la innovación y la tecnología tiene la responsabilidad de ser actor activo de la sociedad y verdaderos agentes de cambio social, logrando igualdad de género hacia adentro de las empresas y contribuyendo a la generación de talento femenino en una industria que solía ser tradicionalmente masculina. Es indudable que la igualdad de género podría sumar considerables aportes a la economía global y especialmente mejorar los ambientes de trabajo al diversificar los perfiles e incorporar talentos que cuenten con otro tipo de habilidades, así como también con conocimientos específicos. Visibilizar a las mujeres referentes, propiciar condiciones de igualdad y generar incentivos son algunas de las estrategias para reforzar la presencia de las mujeres en la industria tecnológica.

What's Your Reaction?
Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.


Scroll To Top